En el Senado se aprobó por unanimidad y hubo discusión en Diputados. Obtuvo media sanción la reforma al código fiscal y a la ley tributaria

 

Luego de un trabajoso acuerdo político entre los bloques del oficialismo y la oposición que terminó de madurar en la Cámara de Senadores, la Legislatura santafesina le hizo un guiño a la Casa Gris y ayer convalidó la aprobación del consenso fiscal firmado por la provincia de Santa Fe con el Estado nacional a fines del año pasado.

 

Además, la Cámara de Diputados en un trámite exprés le dio media sanción a la reforma al código fiscal y a la ley tributaria provincial, aunque en este caso con un margen más ajustado, con 25 votos a favor y 16 en contra, sin abstenciones.

 

Con el aval parlamentario al consenso fiscal, las Cámaras de Diputados y Senadores destrabaron un escollo fundamental para que la administración santafesina pueda acceder al millonario pago de los fondos que la Nación le adeuda a Santa Fe y que tiene fallo firme de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Se trata de unos 50 mil millones de pesos, según estiman las actualizaciones elaboradas por el Ministerio de Economía provincial.

 

En la reanudación del período extraordinario de sesiones de la Legislatura, que ayer volvió funcionar tras el receso de enero, los primeros días de la semana estuvieron signados por intensas reuniones de los ministros de Economía Gonzalo Saglione y de Gobierno Pablo Farías con representantes de los distintos bloques para acordar la aprobación al aval del acuerdo fiscal.

 

Las conversaciones terminaron de cerrarse en las primeras horas de la tarde de ayer y en una breve sesión el Senado le dio media sanción por unanimidad. En cambio el trámite parlamentario en Diputados fue muy ríspido e incluyó que el diputado del FPV Leandro Busatto abandonara el recinto acusando una “violación del reglamento” de la Cámara.

 

“Estamos dando una respuesta sensata y madura para que Santa Fe tenga los recursos que le corresponden. Este pacto fue suscripto nada menos que por el presidente de la Nación y 23 mandatarios provinciales, incluido nuestro gobernador Miguel Lifschitz, de manera que no hay otra opción que cumplirlo”, resumió el jefe del bloque de senadores del Frente Progresista Felipe Michlig (UCR-San Cristóbal). “Estamos evitando males mayores y recuperando recursos para Santa Fe”, dijo el radical.

 

El senador justicialista Joaquín Raúl Gramajo (PJ-9 de Julio) sostuvo que los senadores del oficialismo y la oposición levantaron la mano ayer en el recinto de la Cámara alta “convencidos de que (con la aprobación del pacto fiscal) las comunas y municipios necesitan los fondos para seguir sufragando los gastos de sus administraciones”.

 

“Le hemos dado una herramienta muy importante al gobernador para que ojalá el 31 de marzo tengamos una propuesta del pago de la deuda por parte de la Nación”, completó el también peronista titular de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Alcides Calvo (Castellanos).

 

Presión de intendentes

 

La aprobación legislativa al consenso fiscal rubricado con la Casa Rosada no sólo fue fogoneada por la Casa Gris en la Legislatura. Días atrás el influyente foro de intendentes radicales, que integran entre otros José Corral, se había autoconvocado en Santa Fe para reclamar la pronta sanción de esa herramienta para recuperar unos mil millones de pesos, entre otros por la detracción del fondo sojero, que la provincia debió recibir de la Nación en enero por la no adhesión al pacto y que al ser coparticipables afecta la economía de los municipios.

 

Minutos después de la aprobación del Senado, el mensaje oficial comenzó a ser tratado en Diputados. La legisladora oficialista Clara García (PS) fundamentó el despacho de mayoría que terminó siendo convertido. “Con esta adhesión estamos garantizando, entre otros temas, que la Caja de Jubilaciones provincial, que es un verdadero ejemplo no va a ser transferida a la Nación”, subrayó en una parte de su intervención.