Falleció en la madrugada de este viernes 14 de diciembre de 2018 en el Hospital Reconquista, donde estaba internada desde el mismo domingo 09 cuando su ex yerno Edgardo Peralta la encontró inconsciente, desnuda y muy golpeada dentro del baño de la casa de calle Colón al 445, donde la anciana vivía sola, pues se autovalía perfectamente; incluso atendía su kiosko.

 

Por el hecho está imputado Isaías Natanael Gómez, de 25 años de edad. La audiencia fue este jueves 13, cuando el fiscal Aldo Gerosa le imputó el delito de “robo agravado por causar lesiones graves”, artículos 166 inciso 1° y 45 del Código Penal Argentino, que prevé condena de 5 a 15 años de prisión.

 

El fiscal Gerosa había anticipado al juez Gonzalo Basualdo que el estado de la víctima era “crítico” y que si la víctima perdía la vida, iba a recalificar el caso, que sería homicidio en ocasión de robo.

 

Para hoy está prevista la audiencia para establecer medidas cautelares sobre Isaías Gómez; y otra audiencia para imputarle el encubrimiento a Héctor Ramón Ríos, de 27 años, con domicilio en el Barrio Virgen de Guadalupe, ambos presos.

 

Gómez se presentó en la audiencia imputativa como changarín, con domicilio que figura en Bulevar Independencia 865, pero aclaró que vive con su mamá en Barrio Pucará, Reconquista.

 

El fiscal Gerosa le imputó a Gómez haber ingresado a la casa de Doña Dolores Encina, entre la 01:00 y 06:00 de la madrugada del domingo 09 de diciembre de 2018. Entró por una ventana tipo ventiluz que da a un pasillo hacia el Este de la vivienda en calle Colón 445, luego se dirigió al dormitorio donde se encontraba la víctima, a quien golpeó salvajemente. Describió cada una de las heridas causadas, que incluyen varias fracturas en huesos de la cara: “lesiones contusas en la región facial, herida cortante izquierda con lesión contusa de partes blandas, lesiones compatibles con fracturas en maxilar y hueso izquierdo”. Luego la arrastraron hasta el baño (donde fue encontrada desnuda e inconsciente recostada contra la pared, hecha encima) y revisaron toda la casa. Robaron dinero en efectivo, un televisor, un anillo de oro y un celular.

 

Las lesiones informadas por el médico en el sospechoso Gómez, son compatibles con las acciones defensivas de la víctima.

 

El fiscal cree que además de Gómez, actuó al menos otra persona, o dos. En la casa quedaron huellas de otras zapatillas.

 

Señaló que un día antes de atacar a su víctima, Gómez publicó en el muro de su Facebook que se iba a mandar “la última del año”.

 

Informó al juez que el celular robado a la víctima fue secuestrado en poder de Andrea Pérez, “amiga de Gómez, quien vive en Barrio La Cortada”. Secuestraron varios elementos de prueba.

 

También allanaron la casa de Laura Ferreyra, mamá del imputado con quien vive -dijo él- en Barrio Pucará.

 

Revisarán teléfonos celulares y otras pruebas.

 

Luego del fiscal fue el turno de la defensa. Habló sólo el Dr. Roberto Pagura, quien advirtió que el otro detenido en el marco de esta causa (por Héctor Ramón Ríos, de 27 años, con domicilio en el Barrio Virgen de Guadalupe) puede ser el autor del robo y Gómez el encubridor. De todas maneras avisó al juez que “aceptamos lo que dice el representante del MPA”, y que iba a tomarse el tiempo necesario para ver las pruebas que existen contra Gómez ahora que accedió al legajo.

 

Lo que pidió el defensor es que trasladen al detenido a una celda de la Comisaría de Avellaneda porque “no tenemos garantías ya que ya lo agredió la otra persona detenida por la misma causa. Ya lo agredió y lo amenazó, encima (Héctor Ríos) no cuenta con buenos antecedentes”. El fiscal se opuso a que Gómez quede detenido en Avellaneda, y a la hora de resolver ese pedido, el juez dijo que se ocupará que le den garantías al detenido.

 

Gómez no quiso decir nada para defenderse, dejó todo en manos de sus abogados.

 

Finalmente el juez Gonzalo Basualdo declaró Legal la detención y fijo nueva audiencia para escuchar el pedido de medidas cautelares que hará el fiscal, este viernes 14 de diciembre de 2018 a las 10:00, nuevamente en los tribunales de Reconquista, calle San Martín 1153. Este mismo día está previsto que el fiscal impute el encubrimiento agravado de este hecho a Héctor Ramón Ríos, de 27 años.